“Filosofía para bípedos sin plumas”. Unboxing Philosophy Daniel Rosende

En esta ocasión les traemos la reseña de un libro al que muestro especial cariño. Filosofía para bípedos sin plumas es una obra que nace del esfuerzo por divulgar la disciplina filosófica, con lo cual comparto el espíritu con que fue escrito.

En una plataforma de divulgación de la filosofía, como lo es esta, es natural recomendemos la lectura de los clásicos, como hemos hecho con nuestras reseñas hasta ahora. No obstante, tampoco pueden faltar obras que ayudan a introducirse en las cuestiones fundamentales de este campo del saber, y este es uno de esos casos.

Autor. Daniel Rosende

Su autor, Daniel Rosende, es profesor de filosofía. Y bien conocido en la red por su buen hacer en el canal de YouTube Unboxing philosophy, que bate récords con una disciplina que en apariencia no suscita gran interés entre los jóvenes, pero sus esfuerzos han roto las estadísticas. De hecho, su canal tiene más de 164.000 suscriptores.

El mismo estilo desenfadado, al tiempo que didáctico, de sus vídeos se encuentra presente en esta breve obra, a la que el equipo de Philos Sophia desea la misma fortuna que a su canal.

La obra

En ella es posible adentrarse en la historia de la filosofía de una forma nada convencional. Si algo la caracteriza es su tono informal, que no por ello carece de la rigurosidad necesaria en la exposición de las ideas. El primer capítulo comienza planteándole al lector el sentido mismo de la disciplina. Así es que invita a la reflexión abordando preguntas como…¿Qué es la filosofía? ¿Sirve o ha servido para algo? Tras ello, el lector podrá recorrer una historia que va desde Tales de Mileto hasta Hannah Arendt.

Cabe señalar que no es poco el mérito del escrito, la capacidad que muestra su autor para condensar tantos autores e ideas en tan poco espacio no es algo al alcance de todos. Además, al mismo tiempo, consigue la claridad en la exposición del contenido, necesaria para el que quiere entablar sus primeros contactos con la filosofía. Por si fuera poco, los autores e ideas están acompañados de ejemplos muy contemporáneos, así como ilustraciones, que ayudan a una mejor comprensión de los conceptos y hacen ligera la lectura. Como muestra basta citar un fragmento en el que el autor nos explica la teoría de la anamnesis de Platón, con un ejemplo de lo más peculiar:


“Según Platón, en ti hay un alma que ha estado en contacto con el mundo de las ideas, pero cuando llega a un cuerpo no recuerda ese conocimiento. Para que se entienda, digamos que dentro de ti hay un alma con alzhéimer, pero un tipo de alzhéimer que se puede curar. No necesitas un pinganillo porque tu alma es ese pinganillo que posee los conocimientos. Solo tienes que conocerte a ti mismo, despertar ese conocimiento dormido”.


Daniel Rosende. Filosofía para bípedos sin plumas



Evidentemente, ejemplos como este ayudan a comprender conceptos que no tienen que sonar pesados si van de la mano de alguien con pasión por enseñar lo que sabe, como consideramos que es el caso de Rosende.

¿Por qué leer Filosofía para Bípedos sin plumas?

¿Significa lo dicho que este libro es solo para principiantes? Ni mucho menos. Cierto es que esta obra es especialmente recomendable para estudiantes, o para aquellos que comienzan a entablar contacto con la filosofía. No obstante, también tiene su atractivo para un público ya formado en estas lindes. Y el mismo título nos pone en la pista del motivo.

Y es que el título de la obra no es casual. Con ella el autor alude a una anécdota bien divertida de Diógenes, el cínico. Según cuenta la misma, Platón había definido al ser humano como «bípedo implume». Al enterarse, Diógenes fue a la academia platónica con un gallo desplumado, diciendo: «Platón, ahí tienes a tu hombre», con lo cual el filósofo ateniense tuvo que añadir a su definición la cualidad de tener uñas anchas.

¿Qué significa que este escrita para bípedos sin plumas? Pues que está escrito para todo ser humano, si es usted platónico, y que su tono será bastante cínico, así que queda asegurada la diversión. Aunque el lector esté formado, pocas oportunidades tendrá como está para ver a Sócrates hablar con un terrorista, o a Marx con un Iphone. Personalmente, a esta que escribe esos ejemplos la han cautivado por la muestra de creatividad que suponen. En definitiva, apuesto a que está escrita para todos lo públicos, en cuanto que nadie hace un feo a combinar aprendizaje con diversión. Un buen motivo para introducirse en sus páginas…

R.D.Morliz